Coronavirus, COVID-19 y Salud Mental

Por: Dr. Roberto Amon
Domingo 15 de marzo, 2020
Ansiedad/Pánico Estrés

El Coronavirus es una amenaza global y local, y constituye uno de los desafíos más grandes que está enfrentando el planeta, y por cierto la salud pública, los sistemas sanitarios, las autoridades y cada uno de nosotros en su ecosistema laboral, familiar e individual.

Debido a la naturaleza del proceso pandémico, se desencadena rápidamente alteraciones emocionales en toda la población, incluidos los profesionales de la salud. Las reacciones más frecuentes son ansiedad intensa, preocupaciones recurrentes, reducción de la percepción de seguridad y mayor número de consultas médicas por el temor de padecer la enfermedad, entre otras. Adicionalmente aumenta la posibilidad de conductas de riesgo como beber y fumar en exceso, alteraciones del balance vida/trabajo, aumento de la conflictividad familiar y de pareja, aislamiento social y violencia.

Los niños y adolescentes también son una población vulnerable, y pueden aparecer conductas de riesgo, bajar su rendimiento académico y aumentar el aislamiento social.

Un grupo más pequeño de la población, pero significativo, puede experimentar trastornos más severos como depresión, cuadros de ansiedad como el trastorno de pánico o el trastorno de estrés postraumático, los que requerirán un manejo especializado.

En situaciones como el COVID-19 muchas personas con trastornos de salud mental se manejarán de manera apropiada e incluso algunos tal vez mejorarán su funcionamiento durante la emergencia, pero habrá otras personas que experimentarán mayores síntomas o bien aumentará su inestabilidad emocional. 

En circunstancias como estás recomendamos algunos consejos que pueden ser valiosos:

  1. Validar la preocupación de las personas a su alrededor por lo que está sucediendo y al mismo tiempo brindar apoyo y contención
  2. Referir a las personas a buscar información en sitios confiables como los de las autoridades sanitarias locales (www.minsal.cl) o globales (Ej. www.who.org; www.cdc.gov)
  3. Limite la exposición a noticias, estando conectado 24x7, conéctese sólo lo suficiente para estar bien informado y saber que acciones tomar
  4. Busque ayuda en la familia, amigos, líderes comunitarios o la comunidad local
  5. Identificar en su grupo familiar a las personas más vulnerables para darles soporte emocional y apoyarlos en todo el proceso
  6. Desarrolle algunas estrategias para estar bien preparados
    • Discuta con su familia un plan para la contingencia
    • Tomen las medidas preventivas recomendadas (Ej. Evitar densidad de personas, distancia social y medidas de higiene optimizadas)
    • Duerma lo suficiente, haga ejercicio y siga una dieta balanceada
    • Limite el consumo de alcohol, tabaco y drogas
    • Comente con la familia y amigos sus preocupaciones
    • Utilice estrategias de modulación emocional como la respiración abdominal y la relajación muscular
    • Aproveche para realizar hobbies y otras actividades de las que disfruta habitualmente en un entorno seguro
  7. Consulte o refiera a las personas más vulnerables a un especialista en psiquiatría o psicología si están experimentando trastornos emocionales severos que le afectan en el día a día