El Bullying en Niños y Adolescentes
jueves 24 de mayo, 2018
Temas: Varios , Violencia , Trauma Psíquico

Se define el bullying (o acoso) como una conducta intencional, repetida, negativa, (desagradable o dañina) de una o más personas que se dirige contra otro que tiene dificultades para defenderse. Implica una relación de poder, donde el más fuerte agrede al menos fuerte. Este poder se puede deber a una mayor fuerza física, poder psicológico o social u otros factores.

El bullying es la forma más frecuente de violencia escolar, sea en el rol víctima o victimario y se asocia con una amplia gama de problemas conductuales, sociales y emocionales.

Por otro lado el suicidio es la tercera causa de mortalidad entre los jóvenes, y se sabe que los niños víctimas de bullying tienen 2,5 veces más ideación suicida, y en las niñas ésta aumenta 4 veces comparada con el mismo grupo etario. 

Se describen tres tipos de bullying:

El directo, que es público, abierto y puede expresarse como golpes, empujones, asfixiar o tomar cosas de la víctima a la fuerza. Puede ser verbal, con intimidación, poner sobrenombres, burlarse, acosar o intimidar psicológicamente, hacer muecas o gestos obscenos a la víctima.

Indirecto. Consiste principalmente en una agresión relacional: exclusión social de la victima a través de manipulación de las relaciones sociales haciéndole mala reputación, murmurando, difamando, saboteando y convenciendo a los otros que no se junten con él(ella). Tiende a ocurrir más solapado y se da más en lugares con poca supervisión adulta. Este tipo de bullying es más frecuente en las niñas y lleva a sentimientos de rechazo en un período crítico del desarrollo social.

El cyber bullying es una forma emergente de bullying que consiste en amenazas, acoso, mofas y/o intimidación a través de medios electrónicos como redes sociales. Es una conducta agresiva y con la intención de dañar, sin embargo en este tipo, no hay necesariamente una diferencia de poder entre víctima y victimario y no todas las formas de cyber bullying son repetitivas. Esta forma de bullying puede ocurrir en casa, en el colegio, es difícil de detectar y verificar.

El bullying físico y el cyber bullyng tienen su peak entre septimo año de enseñanza básica y primero medio, y luego disminuye, mientras que el verbal puede continuar toda la escolaridad.

Las características de víctimas y victimarios difieren, siendo los primeros generalmente pasivos, físicamente más pequeños, más ansiosos, inseguros, y sensibles. Por su parte los victimarios utilizan su poder para establecer dominancia en el grupo y tienden a ser mas violentos y poco empáticos que el resto, con conductas más desafiantes y negativas hacia el colegio y las autoridades.

Hay un tercer grupo que es el víctima-victimario, que acosan a otros y a su vez son acosados, se les llama también victimarios reactivos o víctimas provocativo/agresivas. Estos niños son los que presentan más problemas de adaptación, tienden a ser más ansiosos y menos populares que los "victimarios", siendo en general los menos queridos y más evitados entre sus pares.

Los cyber bulliyng tienen un perfil más maligno, con mayor tendencia a las conductas delictuales y abuso de sustancias. Un tercio dice hacerlo por diversión y es menos probable que sus víctimas los delaten a sus padres o autoridades por temor a perder el acceso a los medios electrónicos.

 ¿Cómo identificar a los niños que son víctimas?

Lo más importante es una relación cercana del niño con sus padres y profesores.

Hay que estar atento a cambios en la conducta: quejas somáticas como cefalea, dolor abdominal, enuresis, tristeza, alteraciones del sueño y pesadillas.

Aparición de lesiones como moretones, ropa desgarrada o que el niño esté constantemente pidiendo dinero (para pagar al agresor).

Rechazo a ir al colegio baja del rendimiento académico.

¿Cómo prevenir?

Hay una serie de programas descritos que involucran todas las instancias del colegio y que consisten en entrenar a padres y profesores con charlas, uso de videos, información, manejo en la sala de clases y políticas escolares anti bullying.

Hay protocolos como el Olweus Bullying Prevention Program que fue la primera intervención multidisciplinaria escolar a todo nivel evaluada, el Sheffield Anti Bullying Project, el Sevilla Anti Violencia Escolar (SAVE) y otros que han sido eficaces reduciendo el acoso y la victimización en distintos países.

Se ha visto que la política de tolerancia cero usado en forma aislada no sirve. Este tipo de medida aislada resulta en un aumento de las tasas de suspensión y expulsión, pero no mejora la consistencia de la disciplina escolar, aumenta el número de deserciones y no mejora la seguridad de los alumnos.